Inspiración (Naturaleza)

La ciudad impide frenar y es mejor no engañarse: fisiológicamente, el cuerpo humano se siente más en sintonía rodeado de árboles que aferrado a un teléfono móvil. Somos animales. El bosque nos espera.

 

 

Siempre me he inspirado en la naturaleza. A partir de ella le doy forma a las piezas. Mi obra tiene tendencia a apropiarse del lugar, a dialogar con él, no quieren ser meras obras decorativas. Son como plantas que nacen en un lugar, y crecen adaptándose al espacio.

Hace poco leía en una entrevista sobre la sensibilidad e inteligencia de las plantas y que éstas han inventado soluciones para casi todos nuestros problemas.

 

 

Debemos cuidar el medio ambiente pero eso implica luchar contra nosotros mismos, contra nuestra propia naturaleza. Dejando atrás las rutinas, las sugerencias del sentido común, la confianza en que “no será para tanto” y si lo es “ya saldremos de esta”, y plantearnos desde la ciencia y la racionalidad un desafío, una frontera nunca alcanzada previamente, la de imponernos límites como especie, firmando un armisticio con el entorno. Que sepamos, ninguna otra lo ha hecho previamente. Pero ninguna, tampoco, ha escrito y leído libros, o entendido la evolución orgánica.

 

 

Etiquetado , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X